Exito en el 2021

Bueno, ya hemos llegado. Hemos pasado por grandes conjunciones, eclipses de luna, lunas llenas, puertas de entrada de energía...


¿Pero estamos listos para caminar hacia la nueva energía?


A través del caos de lo que la conciencia global creó en el pasado, las estructuras se están desmantelando y los sistemas se están derrumbando.


Ha habido muchas pérdidas, conmociones y traumas. Creo que oficialmente podemos llamarlo un año caótico. Sin embargo, sabemos que como el Ave Fénix que renace de sus cenizas, el único camino para nosotros es hacia adelante y hacia arriba.


He escrito en artículos anteriores que las energías de los últimos meses requirieron que nos despojáramos de nuestra piel exterior, que elimináramos los escombros del pasado en todos los niveles y que volviéramos a enfocarnos, reinventarnos y reposicionarnos.


Debido a que el trabajo era tan grande, yo decidí hacerlo en pequeños pasos, lo que yo llamo "micro-cambios". No es posible poder cambiar nuestras vidas de la noche a la mañana, pero ciertamente somos capaces de identificar pequeñas cosas que ya no queremos o que nos retienen y elegir algo que sea un poco mejor. Eso es un "micro-cambio".


El beneficio de este enfoque es que un pequeño cambio sostenido durante un largo período de tiempo se desvía exponencialmente de nuestro camino actual: cuanto más lo mantengamos en tiempo, mayor será el cambio de vida general. O al menos yo creo que es así.


Si has identificado al menos un cambio y te has comprometido a integrarlo el tiempo suficiente para convertirlo en una nueva rutina, esto solo te romperá las energías estancadas del aislamiento y la pérdida de libertad que se nos impusieron, porque a medida que creamos una apertura en la mente, todos sabemos que el cuerpo sigue a la mente.


Una nueva mentalidad es sinónimo de un espacio mayor de respiro interior. Pero tiene que hacerte sentirte bien y tiene que ser orgánico: no queremos otra imposición más.


¡Estamos hablando de autoliderazgo, no de autovictimización!


Como dice Robert T. Kiyosaky (de "Padre Rico, Padre Pobre"): "Mi éxito proviene de la espiritualidad, no del dinero. Tienes que evolucionar hacia la calma y la paz".


En mi caso, simplifiqué: de enfocarme en ser una Life coach, a un coach de conciencia y creadora de contenido... a ayudar a las personas a enfocar su energía.


Y sé que es la redirección correcta porque me hace feliz ... y definitivamente me siento en paz 😊

0 views0 comments